Ética LITSA

LITSA sus­ten­ta su cre­ci­mien­to y for­ta­le­ci­mien­to en la con­duc­ta éti­ca de los que la con­for­man, sien­do impor­tan­te no sólo los resul­ta­dos que se obten­gan, sino cómo se obtie­nen.

Duran­te el desa­rro­llo de sus acti­vi­da­des, inter­ac­túa con auto­ri­da­des públi­cas, enti­da­des pri­va­das, pro­vee­do­res, clien­tes, etc. Por este moti­vo y de mane­ra pre­ven­ti­va, esta Com­pa­ñía ha imple­men­ta­do un Pro­gra­ma de Inte­gri­dad, pro­por­cio­nan­do con­fian­za a los Accio­nis­tas y a todos sus Inte­gran­tes res­pec­to al cum­pli­mien­to tan­to de las leyes y regla­men­ta­cio­nes de su ámbi­to de desa­rro­llo, como las polí­ti­cas, nor­mas y pro­ce­di­mien­tos pro­pios, a los efec­tos de man­te­ner la alta cali­dad del con­trol interno, ase­gu­ran­do el cum­pli­mien­to de sus obje­ti­vos y pro­te­gien­do de esta for­ma los acti­vos, su ima­gen y repu­tación.

Este Pro­gra­ma de Inte­gri­dad se enmar­ca en los requi­si­tos pre­vis­tos por la Ley 27.401; com­pren­dien­do el Códi­go de Éti­ca y Con­duc­ta, las Polí­ti­cas de Anti­co­rrup­ción, Polí­ti­cas de Rela­cio­na­mien­to y Lici­ta­cio­nes y Polí­ti­cas de Capa­ci­ta­ción, así como tam­bién una línea éti­ca de denun­cias gra­tui­tas y anó­ni­mas.

La Línea Éti­ca de LITSA per­mi­te que sus cola­bo­ra­do­res, sus pro­vee­do­res, clien­tes y otras par­tes rela­cio­na­das pue­dan repor­tar, en for­ma con­fi­den­cial, cual­quier frau­de, irre­gu­la­ri­dad o con­duc­ta con­tra­ria al Códi­go de Éti­ca de la empre­sa.

¿Cómo se puede realizar una denuncia?